jueves, 18 de febrero de 2010

Remedio

Existe el remedio para curar la muerte?

Con esta pregunta se sentó sobre la cornisa del edificio, la noche hacía su entrada y las primeras sombras ocultaban su cuerpo en las alturas, miró hacia las tenues luces de la ciudad y recordando un viejo chiste sonrío con desgano.
Habían pasado días muy duros, donde la muerte era cosa común, unas semanas donde las camas se vaciaban demasiado pronto y la terapia no lograba ser todo lo intensiva que el hubiera querido.
Medico por deseo familiar, terapista por necesidad, se veía hundido en un submundo de cables, oxigeno, dopamina y desfibriladores, remedios inútiles para combatir la muerte, un estado de depresión le machaba el pecho y lo llevaba a cuestionarse su propia existencia.
Los pies bamboleándose en el vacío y la mente en un mundo lejano, hacia preveer lo peor o lo mejor, al menos para él.
De repente las sirenas lo sacaron de su transe, mirando la escena desde arriba pudo ver como los paramédicos ingresaban un cuerpo demasiado pequeño como para ser un adulto, la entrada había sido demasiado aparatosa como para que solo sea un accidente común, esto lo empujó a levantarse y bajar para ver de que se trataba.
La sala de guardia estaba atestada de médicos y enfermeros un joven estaba tirado en la camilla sin signos vitales, hicieron algunas maniobras pero no lograron reanimar su cuerpo, la sabana cruel tapaba su rostro.
- Ya Está !! no van a seguir intentando – les gritó.
- Ya se fue Doc, no te gastes, después de todo ellos se lo buscan.
No podía creer que le dijeran eso, no debería ser así. Había aprendido que la única forma de perder era darse por vencido y esa no era una opción.
- Trae ya la epinefrina! que este, no se me va a ir tan fácil.
- Anda vos!, yo estoy cansado, como mierda haces para seguir en pie después de 48hs en la UTI, anda a tu casa y dejate de joder que en cualquier momento te vamos a tener que internar a vos!
Un empujón seco, cerro la conversación, se abalanzo sobre los cajones buscando lo que necesitaba, una enfermera lo siguió y secundo en la tarea.
Un par de intentos y nada, no había caso, indignado con la vida, brutalmente enojado con la muerte no dio signos de aminorar la marcha, hasta que finalmente pudo arrancar los primeros pulsos a ese corazón maltratado. Tras estabilizar la situación salio de la pequeña sala de emergencia, dio unos pasos por el pasillo pero su corazón se cobro el esfuerzo, como un viejo muñeco de trapo cayo al piso.
Se despertó sobresaltado, estaba sentado aun en la cornisa del edificio y sonrío al salir de ese pequeño sueño.
– Tengo que irme a casa, si me quedo dormido de nuevo no voy a contar el cuento – pensó y se repitio a si mismo - Todo fue un sueño, un mal sueño -
Bajó por las escaleras hasta la sala de emergencias pero un revuelo de médicos no lo dejaba avanzar, cuando por fin pudo abrirse paso escucho a uno de sus compañeros que decía
-    Basta, se nos fue, yo no voy a seguir con esto, no pienso dejar mi vida acá!
Corrió la cortina y vio su cuerpo tendido sobre la camilla.
La sabana implacable cubría su rostro.
- Existe el remedio para curar la muerte? – Se volvió a cuestionar

21 comentarios:

Fabiana dijo...

Oia..

Nunca se me hubiera ocurrido que terminaba así.. :O

Te juro que tenés ese no se que que tiene Clau, que me llevan a "ver" lo que escriben. En serio.

Los médicos de alma, esos que no toman en consideración su magro sueldo y que laburan por que quieren salvar vidas son los que me hacen creer en la medicina, aún.

EXELENTE ESCRITO!!!

Espero que tus cosas estén un poquito mejor.
Un abrazo enorme!!♥ :D

El Gaucho Santillán dijo...

Muy bien escrito. Me hizo acordar a "Sexto sentido". Que buena pelìcula, èsa.

Un abrazo.

ElFlaco dijo...

Fabiana: Gracias por tus palabras, quise resaltar que aun cuando la mayoria de los medicos se terminan anestesiando con el tiempo, todavia quedan esos que son capaces de dar la vida por el otro, basta con recordar a Rene Favaloro para tener una muestra de ello.
Mis cosas, que se yo, estan, solo que tengo otra vision del tema, gracias a la Clau que me mete pilas en todo.
Un abrazo de oso para vos y tu flia.

Carugo dijo...

excelente entrada!
Será así, nomás?
Ojalá que si pasan cosas como esas y uno está muerto por lo menos no sienta el cansancio del cuerpo.....
Un saludo

ElFlaco dijo...

Gaucho: Realmente muy buena pelicula, una de las mejorcitas que he visto en los ultimos tiempos.

ElFlaco dijo...

Carugo: Espero que si pasa eso y uno pueda verse desde arriba no vea el sufrimiento de la gente si no el bienestar de una nueva vida.

Claudia dijo...

Como para agregar te puedo decir que muchos medicos se anestesian en el trabajo, la practica de medicina se convierte en una rutina diaria, los pacientes pasan a formar parte de esa rutina. Creo que su tarea no es facil y deberian estar preparados psicologicamente y fisicamente. No entiendo como pueden estar en la guardia dos dias seguidos como muchos lo hacen. Realmente admiro su tarea, deberian ocupar los primeros escalafones de los mejores pagados. Los hospitales publicos tendrian que estar en primer lugar para que los pacientes reciban de los mismos la mejor atencion. Ya se es una utopia más...Carajo!!...

Besotes ♥♥

ElFlaco dijo...

Claudia:Supongo que la misma falta de medios, sumado a los sueldos magros y por que no a las odiosas comparaciones, con otros oficios, hacen que se replanteen si vale la pena el esfuerzo inicial.Pero todavia hay o al menos me gusta pensar eso.

Duna dijo...

Estoy encantada de conocerte.
No puedo ahora , pero prometo venir luego a leerte.
De momento, me quedo como seguidora de tu blog.
Te mando muchos besos hasta Córdoba.

Duna dijo...

No tienes puestos seguidores, por tanto enlazo tu blog al mio.

Muchos besos

ElFlaco dijo...

Duna: Gracias por tu tiempo ojalá pueda brindarte un lugar donde la lectura te haga sentir.
Ya te enlace a mi blog, seguimos en contacto.

Laura dijo...

a mi realmente no me interesaría un remedio para la muerte, creo más bien que es parte de lo natural, de lo que tiene que pasar

en cambio sí creo que deberían existir tantos remedios como enfermedades y que cada uno de ellos fuera efectivo, que desapareciera para siempre el sufrimiento, entonces la muerte sería nada más que un paso

pero bueno, una utopía más

te dejo un beso


quise escribirte un mail pero no figura en tu página o no lo encontré

ElFlaco dijo...

LAURA: Coincido en que la muerte es algo natural, me gusta pensar que la muerte es un amigo con el que compartimos toda la vida, creo que el remedio lo aplicaria a las muertes sin sentido, todos deberiamos tener la oportunidad de cursar nuestras vidas de manera natural y terminarla de la misma manera, sin interrupciones sin prolongaciones innecesarias, si ya, se esto tambien es una utopia.
Mi mail picone.net arroba gmail.com

Duna dijo...

No quisiera vivir eternamente, aunque me ofrecieran un remedio.
La vida tiene un ciclo, y concluído, no pintamos nada aquí. Si es cierto , que no llega en el momento mas oportuno, en muchos casos. Pero al final la muerte nos domeña.

Ya estoy como seguidora de Clau y tuya, y enlazados.

Muchas gracias amigo

ElFlaco dijo...

Duna: Gracias a ti por tenernos presentes, concuerdo contigo, vivir eternamente no es algo que me gustaria ni buscaría.
Habia una pelicula Highlander donde la banda de sonido estuvo a coargo de Queen en esa pelicula se aborda muy bien el sufrimiento que acarrea vivir por siempre y Queen lo deja reflejado justmaente en un tema que se llama "Quien quiere vivir eternamente".
Solo reniego de la agonia innecesaria.

El gato vagabundo dijo...

Yo creo... creo que...

Lo que puedo decir son boludeces.

Creo que lo que tendríamos que conseguir, sería el remedio contra la indiferencia.

Imaginate, un médico que viene y te abraza, y te dice "papi... nos estamos rompiendo el orto para que, al menos, te sientas bien tratado".

ElFlaco dijo...

Gato: Estaria buenisimo, pro que la indiferencia es el antiremedio y para colmo es universal.

Mª Antonia dijo...

Querido Flaco:
En verdad es un relato subyugante hasta el final... ¿El final? Creo que no hay final para este apasionante texto.

Un abrazo.

P.D.: El relato anterior (Sinceridad) también es magnífico.

ElFlaco dijo...

Mª Antonia: gracias, tus comentarios me alagan sinceramente.
Un abrazo.

salvadorpliego dijo...

Un cierre muy original y bueno. Te felicito.


Un fuerte abrazo.

ElFlaco dijo...

Gracias Salvador un placer tenerte por aqui.