sábado, 6 de diciembre de 2014

Infinitivo


Tengo, una casa a medio pagar,
un auto a medio andar,
dos hijos a medio criar,
Una esposa a quien amar
y tres perritas a quien malcriar.

Tengo, mil ideas por plasmar,
millones de sueños por soñar,
muchas cosas por terminar,
algunas metas por alcanzar,
una muerte de quien escapar.

Tengo, una canción por hacer,
un cuento por leer,
un árbol por florecer,
un buen tinto sin beber,
algunas pesadillas por temer.

Tengo, sabrosas recetas por comer,
un largo camino por recorrer,
millones de caras por conocer,
sus hermosos labios poder morder,
un solo instante para desaparecer.

Tengo, algunos enemigos que abatir,
muchas encrucijadas por definir,
algunos malos momentos por digerir,
infinitas ganas de sonreír,
pero  muy pocas  de  sufrir.

Tengo,algunos eventos por asistir,
miles de equivocaciones por corregir,
cientos de normas por transgredir,
todo mi legado por transmitir,
pero por sobre todo…..
tengo muchas ganas de vivir.


8 comentarios:

El gato vagabundo dijo...

A veces no recordamos cuanto tenemos...

laura dijo...

tantos infinitivos sin conjugar...me quedo (por ahora) con estos dos

"tengo...
miles de equivocaciones por corregir,
cientos de normas por transgredir"

me identifico, que no es poco.
Tanto tiempo sin leerlo, siempre placentero...

un abrazo

ElFlaco dijo...

Gato querido no solo no nos acordamos si no que olvidamos con mucha facilidad.
Un abrazo.

ElFlaco dijo...

Laura estimada ,que placer tenerla por acá , quise entrar a su casa pero me cambiaron la cerradura.
Le dejo mis cariños como siempre.

laura dijo...

no tire la llave, que en cualquier momento reabro.

ElFlaco dijo...

Laura uno siempre tiene a mano la llave por que los amigos siempre estan cerca.
Cariños para ud.

Viejex dijo...

Bueeennasss... lo dicho, todas esas cosas que nos faltan hacer quizas sean las que nos mantienen vivos. Me acorde de esta cita que Eduardo Galeano hizo bastante conocida sobre la utopia>

"...y suelo pensar que la utopía está en el horizonte y entonces si yo ando diez pasos la utopía se aleja diez pasos, y si yo ando veinte pasos la utopía se coloca veinte pasos más allá; por mucho que yo camine nunca, nunca la alcanzaré. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso, para caminar."

Claudia dijo...

Hola!! Aquí reportándose su fiel seguidora...Ojalá continúe deleitándonos con sus relatos...
Claudia!