lunes, 18 de enero de 2010

Avestruz


De cuerpo escuálido, victima de la hambruna, se encontraba en aquella esquina mostrando lo que alguna vez debió haber sido una hermosa mujer europea, inmigrante por instinto, mendiga por desesperación vino a parir el fruto de sus entrañas en un país lejano, extraño a sus costumbres, a su idioma, a su vida.

Su marido había muerto en un enfrentamiento militar, no si antes haber preparado la huida acelerada de su mujer, preñada de su amor, cuidada con recelo enfermizo, dejo todo listo salvo su vida, seguramente en alguna parte habrá dado su labor terminada y su entrega justificada.

Su viaje fue digno de una película de terror, tan así, que su parto se adelanto injustificadamente, entre comadronas y trapos sucios la vida se abrió paso una vez mas y el pequeño vio la luz en un nuevo país, un país tan generoso con unos pocos pero tan cruel con otros.

Ella incansablemente habia buscado un lugar dentro de esta sociedad, pero se le negaba la oportunidad de trabajo, de esperanza, de dignidad, llevándola a mendigar comida para no morir de hambre y no arrastrar a su hijo a la misma suerte.

Estaba siempre en una esquina cualquiera, muñida solamente con un vestido estampado en pequeñas flores blancas, sucio, desgastado, su hijo en brazos y un pequeño cartel  escrito con un pedazo de carbón que decía:
" Trabajo, Comida , Ayuda"

Un grupo de mujeres salían de una casa de ropa, cuando se acercaron a ella, fingieron no verla, hablando fuerte y mirando para cualquier lado, gesticulando como si eso pudiera tapar la miseria que estaba a sus pies, sin entender lo que decian, apoyo su hijo contra su pecho, se abrió tímidamente el vestido y comenzó a amamantarlo, el mundo le pasaba por encima, murmurando, rechazando, casi con asco, metiendo sus triste cabezas en el agujero que les tocaba vivir, sin importarles absolutamente nada a su alrededor.

Una vieja canción acunaba el sueño de aquel niño que por ahora, era tan ajeno a su destino como el resto del mundo. Se cuenta por ahí que un alma generosa, la llevo a buen resguardo y que hoy su hijo va a la escuela producto del trabajo incesante de su madre, mientras nosotros, avestruces inmutables, seguimos con la cabeza en nuestro único y triste agujero.

9 comentarios:

Minombresabeahierba dijo...

que completo resumen de la historia cotiana de Argentina desde que nació como pais!

"incansablemente habia buscado un lugar dentro de esta sociedad, pero se le negaba la oportunidad de trabajo, de esperanza, de dignidad"

"cuando se acercaron a ella, fingieron no verla, hablando fuerte y mirando para cualquier lado, gesticulando como si eso pudiera tapar la miseria que estaba a sus pies"

"hoy su hijo va a la escuela producto del trabajo incesante de su madre, mientras nosotros, avestruces inmutables, seguimos con la cabeza en nuestro único y triste agujero."

y como se lee en el diario de hoy..
abrazo

ElFlaco dijo...

Minombresabeahierba: Antes que nada te doy la bienvenida y de antemano te agradesco tu tiempo por leer, tal cual como decis, somos una sociedad de avestruces, y esto no viene como mucho presuponen de la epoca del "no te metas" aunque mucho se ha incrementado desde entonces, pero en fin queda en nosotros educar a nuestros hijos a que la palabra solidaridad no solo es una palabra y nada tiene que ver con la limosna.
De nuevo gracias por leer sentite como en casa.

Laura dijo...

ay dios, pensar que vi esa escena tantas veces en la calle, asi tal cual Flaco, mucho más dura si se quiere porque a conciencia siempre sé que lo que pueda darle no es nada, no sirve de nada, que en media hora estoy en casa preparandome un cafe con cualquier cosa y ella seguirá alli

besos

El Gaucho Santillán dijo...

Hay que mejorar el "entorno cercano". si todos hacemos eso, las cosas mejoran. En el norte se ve eso y mucho màs.

Entonces, que hacer? Ayudar al que tenès al lado.

Al final, eso va a alcanzar.

Saludos

ElFlaco dijo...

Laura: La escena se repite todos los dias y no solo con refugiados chechenios, creo que no basta con darles algo por que si no estamos como dice el tema de Gieco "La navidad de Luis", creo mas en el compartir, si tengo cosas que no uso las doy (generalmente uso el sistema mano en mano no confio en las instituciones)y si veo alguna campaña seria donde colaborar y tengo alla vamos, si todos compartimos un poquito tal vez no solucionemos los problemas pero habremos sacado al menos la cabeza de la tierra.

ElFlaco dijo...

Gaucho: Coincido plenamente con tu opinion, justamente es lo que le decia a Laura, como dice la frase "De gotitas esta hecho el Océano" un poquito cada uno no hace mal a ninguno.
Un abrazo

Laura dijo...

entiendo lo que decís, y me pregunto por qué entonces cada vez más chicos y mujeres (especialmente) tocan mi timbre tan a menudo, Ya sé. me vas a decir que uno no puede con todo, que el gobierno, etc, pero la cruda realidad es que cada vez más gente pasa hambre y miseria.

yo tambien prefiero el mano a mano aunq sé que la parroquia barrial trabaja muy bien en este sentido, pero bueno, me acostumbré asi

ElFlaco dijo...

Laura : Es que hay tanto por hacer y tan poco son los medios que uno tiene que como dice el Gaucho hay que tratar de mejorar el entorno cercano, si vos sabes que la parroquia barrial trabaja bien, pues es un buen punto de partida, no hay peor gestion que la que no se realiza.
No se que decirte, solo te insto a que hagas, de la manera que puedas, al menos sabras que lo intentaste.

Anónimo dijo...

Hello, as you may already found I am fresh here.
I will be glad to receive some assistance at the beginning.
Thanks and good luck everyone! ;)