martes, 3 de noviembre de 2009

No viene sola


Una lucha sin cuartel, esa es mi vida, lucho cada instante de mi miserable existencia contra mi mismo y contra mi mejor amiga, según me dijeron la muerte es una amiga que te acompaña toda la vida, lo que no me dijeron es que no viene sola, tiene otras amigas que la secundan, la ayudan, la suplen.

Lo recuerdo como si fuera hoy.
Cuando comencé, todo estaba bien, era “manejable” salíamos con amigos y tomarse algunos tragos estaba dentro de lo normal, después la cosa fue cambiando, "la previa" era inevitable por que sin ese toque de alcohol no había fiesta.

Volver al departamento completamente borracho me causaba gracia, claro que las resacas eran terribles y el hígado hacia sentir su oposición tirándome muchas veces en la cama por varios días.

Esa noche, "previa" de por medio, mucha mezcla, tequila y ron, salir a bailar fue casi por compromiso ya que mis pies no tocaban el suelo, pero fuimos igual, conocimos a esas chicas que estaban de cumpleaños y venían mucho mas “puestas” que nosotros, la fiesta fue un descontrol de botellas y vasos, de todo tipo y colores.

Se hizo tarde, o muy temprano según quien mire el reloj, me ofrecí a llevarlas a su casa, no era cuestión de perder el contacto, subimos al auto y salimos sin saber realmente como.
La ruta llena de autos se hacia borrosa ante mis ojos, fue un segundo o al menos eso pensé, levante la cabeza de golpe, pero ya no pude controlar el auto, la velocidad, el sueño y la falta de reacción hicieron lo suyo, después de muchos tumbos caímos en una zanja al costado de la ruta, cuando desperté sentí que no podía moverme, mis pies estaban inertes, mi compañera había destruido el parabrisas con su cabeza y su rostro mostraba una composición absurda de sangre y vidrios rotos, atrás Carlos y su compañera ya no estaban.
Grité, grite tan fuerte como pude, enseguida sentí voces, me decían que me calmara que ya vendrían los bomberos, todo se puso borroso primero y negro después.

Hoy podría agradecer el hecho de estar con vida, pero quien dice que lo estoy, si estoy tan muerto como mis amigos, me mate esa misma noche y no he vuelto a vivir desde entonces.
Esta silla de ruedas me recuerda a cada momento lo que soy, lo que fui y lo que pude ser.

La muerte no viene sola tiene amigas, hoy me presentaron una, esta en mi mesa, es hermosa, reluciente, un tanto fría al primer contacto, pero sabiendo como tratarla es puroimpacto, realmente creo que es justo lo que necesito para sacarme este peso de encima.

La muerte tiene amigas y esta noche salgo con una de ellas.

7 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

"No mires el vino, cuando rojea en la copa/encantador serà al principio,/ màs tu desgracia acarrearà..."

Cuantas vidas arruinadas. Cuanta muerte.

Y nuestros preclaros dirigentes, siguen hablando de candidaturas, y todo eso.

Stella dijo...

Paaaaaaa!! Ud, señor, escribe perfecto! No soy crítica literaria, ni siquiera maestra de lengua, pero lo suyo me encantó!

¡Qué maravillosa sería la vida si uno tuviera la modestia de aprender de las experiencias ajenas, no?
En estos casos, en el fondo, lo que mata no es el alcohol, es la inconsciencia, es la soberbia, es la creencia de que somos irrompibles!

Un beso!

ElFlaco dijo...

Gaucho: recuerdo una noche cuando salimos con mi mujer a bailar y a la salida habia en los parabrisas recomendaciones sobre manejar cuando has bebido, ojo eran re-co-men-da-cio-nes, porsupuesto que los firmantes eran padres de victimas de esta desgracia. Se de chicos que se turnan para que al menos 1 no tome y sea el que maneje, esperemos que el cuento sea cuento y nada mas.

Stella: Coincido con Ud en que lo que mata es la inconsciencia y la soberbia "total, a mi no me va a pasar si soy un banana barbaro" hay que educar es la unica manera.
Con respecto al texto yo tampoco tengo nada que ver con las letras asique salen de puro caradura nomas.

Laura dijo...

en mi humilde opinión y por experiencia propia disiento con el gaucho, en parte, claro. En este maldito tema de del alcohol yo creo q la educación empieza por casa, con charlas y principalmente con ejemplos, después sí que del gobierno pongan multas o secuestren los autos y que realmente lo hagan a conciencia.

no sé, a mi en mi casa fue donde me lo "metieron" en la cabeza y no voy a decir que jamás tomé porq sería mentir pero hacíamos tal cual dijo Ud, el que manejaba...cero alcohol

de cualquier forma este relato vas más alla del alcohol y hasta de la muerte misma

está más que claro que no viene sola nunca y que hay consecuencias a determinadas actitudes que la llaman a ella y a sus amistades

muy buen posteo
le dejo un beso

Sarah dijo...

El relato y los comentarios tienen calidad de la buena!

Solo queria decirte que te leo y me gusta lo que escribis :)

Un abrazo y mucho exito!

ElFlaco dijo...

Laura: Justamente por eso hice incapie que nuestra mayor arma es la educacion y la educacion se mama desde la cuna, como bien pusiste el relato va mas alla del alcohol por que en definitiva es un agente en la historia.

Sarah: Bienvenida, gracias por tus comentarios,sentite como en casa y libre de comentar por que aprendo mucho de uds.

Javier dijo...

bueno, si alguna amiga de la muerte está buena, presentala igual (?)