lunes, 2 de noviembre de 2009

Solo


Ella atravesó la puerta y me quedé solo.
Sentado en una silla, con las manos sosteniendo mi barbilla.
Me vino a la mente todo lo que habíamos vivido juntos, los buenos y los malos momentos.
Sentía frío, y el silencio me aturdía.

Atrás quedaran la salidas a bailar, los días completos en la cama, las comidas en el piso del comedor.

Las luces volvían todo aun mas brillante, enceguecedor, y el frío, no podía soportar el frío, todo mi cuerpo temblaba.

El tiempo comenzó a transcurrir implacable, pero seguía esperando que esa puerta se abriera, que ella apareciera de nuevo y me abrasara, que el frío cesara, que los recuerdos calentaran mi alma.

Sentí unos pasos.
La puerta se abrió y una silueta preguntó

.- Ud. esperaba una mujer verdad ??

Lo mire con todas las esperanzas puestas en lo que este extraño tenía para decirme, asentí con la cabeza esperando su respuesta, finalmente sonrío y dijo.

.- Alégrese amigo, es una hermosa niña!!!!! El parto fue sin complicaciones, puede pasar a ver a la bebe, eso si, su esposa va a estar bajo los efectos de la anestesia pero en breve la llevaremos a la sala.

Lo abrase como si fuéramos amigos de toda la vida, entre despacio y allí estaba, gritándole a la vida que había llegado, hermosa como su madre.

Atrás quedaran las salidas a bailar, los días completos en la cama, las comidas en el piso del comedor.

Con mi hija en brazos el pasillo de la clínica me parece el lugar mas maravilloso y calido de este planeta.

9 comentarios:

Stella dijo...

¡Qué lindo!
¿Quién quiere salir a bailar, estar todo el dia en la cama, o comer en el piso del comedor, si tiene a su hija en brazos?
Es lo mas maravilloso que hay, aunque con el tiempo uno empiece a extrañar estar todo el dia en la cama o dormir muchas horas seguidas! ajaja

Besoos

ElFlaco dijo...

Stella despues de 18 años de casado dos hermosos hijos aun queremos salir a bailar, estar todo un dia en cama o comer en el piso del comedor, pero sinceramente no lo cambio por mis hijos jejeje eso si de tanto en tanto alguna escapada solos hacemos, no hay que perder la sana costumbre de divertirse juntos.

Carugo dijo...

Muy bueno! De movida, el climax genera una tensión como de despedida, de algo que se rompió para siempre.
Y en realidad, es así.
Cuando nació mi hijo (que ahora tiene 11 años) la cabeza me explotó.
Toda la vida anterior ya no tenía mayor sentido y cada decisión de ese momento en adelante sería pensando en él...
Buen relato, estimado cordooobé.
Un saludo!

El Gaucho Santillán dijo...

Yo vì nacer a mis cuatro hijos, todos varones, y ahora me arrepiento de no haberlos agarrado a zapatillazos.

Pero tampoco tengo la bola de cristal, que voy a hacer.

Muy buen relato.

ElFlaco dijo...

Carugo: Los que somos padres sabemos de que se trata, creo que para todos el nacimiento de cada hijo es un nuevo punto de inflexion en la vida que te hace ver algunas cosas de manera diferente.

Gaucho: A demas de la bola de cristal tiene que tener en cuenta que la ley esta de parte de ellos si uno les hace algo va en cana, pero al final se hacen querer los muy ladinos.

El gato vagabundo dijo...

No hay momento que supere eso.

Es incomparable ser padre, es lo mas intenso que se puede vivir. Aunque despues nos preguntemos mil veces "¿que hice?", jamás cambiaría ser padre.

ElFlaco dijo...

Gato: creo que nos entendemos todos en este tema, coincido con carugo en que es un antes y un despues.

Laura dijo...

no tengo aún ese "antes y después" ya que no tengo niños, pero quería dejar mi comentario porq es un hermoso post

un beso

ElFlaco dijo...

Laura: como le dije al Gato en su posteo circular, "Todo Llega solo hay que saber esperar", no se me olvide que madre no es quien lo pare si no quien lo ama.